Los mangas que acabaron convertidos en animes

No voy a ser una de esas personas que cierran los ojos a la realidad, y no reconocer que, desde la llegada de la televisión, el mundo de los libros, y en especial el de los cómics, ha ido perdiendo terreno a pasos agigantados, adelantados en todos los sentidos por el ocio visual. Nuestros jóvenes no tienen ya la paciencia necesaria para leer un libro con viñetas, cuando directamente pueden quedar como alienados ante la tele conociendo las mismas historias pero sin tener que molestarse en adaptar lo que leen con lo que ven.

Buscar incentivos para que esto cambie es bastante complicado, lo sé, pero quizá saber que muchas de las series de televisión animadas que ven y que tanto les gusta vienen de los cómics, quizá ayudarían. No es un secreto que en los últimos años los llamados “animes” hacen furor entre los jóvenes, y la gran mayoría no sabe que proceden directamente de la animación japonesas, esto es, de los tan famosos “manga“, la contribución nipona al mundo del cómic, una obra maestra, por cierto.

¿Hacemos un repaso por algunos de los ejemplos más significativos de esto que os cuento? Puede que algún que otro quede sorprendido:

  • Death Note: Esta serie, que ha sido considerada como el mejor anime de todos los tiempos, fue originariamente un manga escrito por Tsugumi Ōba  e ilustrado por Takeshi Obata. Se centra en las aventuras de un estudiante de secundaria que encuentra un libro con el poder de matar a las personas cuyo nombre sea escrito en él.
  • Dragon Ball: Otro anime legendario que se convirtió en un fenómeno global y ganó millones de fanáticos; la historia se centra en las aventuras de un joven extraordinariamente fuerte llamado Goku, que busca siete bolas de dragón.  El manga original fue creado por Akira Toriyama.
  • Fullmetal Alchemist: Una de las mejores series de anime para adultos, Fullmetal Alchemist cuenta la búsqueda de dos hermanos de una piedra filosofal después de un intento fallido de revivir a su madre fallecida,  y que los deja físicamente deformados. El manga fue obra de Hiromu Arakawa.
  • Attack On Titan: Posiblemente el mejor anime de acción, la serie manga fue creada por Hajime Isayama, y su argumento es realmente innovador: después de que su ciudad natal es destruida y su madre muere, el joven Eren Jaegar se compromete a limpiar la tierra de los gigantescos Titanes humanoides que han llevado a la humanidad al borde de la extinción.
  • Naruto Shippuden: La segunda parte de las aventuras de Naruto es casi más conocida que la primera; de cualquier forma, este anime se basa en la serie manga de su mismo nombre, creada por Masashi Kishimoto. Como es sabido por muchos, narra la historia de un ninja adolescente que quiere convertirse en el más famoso y reconocido Hokage, un líder de su aldea.